Podemos imaginar y crear nuestra realidad perfecta, hacer visualizaciones, afirmaciones… Cuando también tomemos «acciones» es cuando la magia empezará a manifestarse!